Alguna vez me perdí.
Entre líneas sobre la mesa,
detrás de las mentiras,
dentro de mi mente corrupta.
Un suspiro retenido,
un chingo de tiempo perdido,
así que aquí me miento
preguntándome por qué
y en dónde chingados
me había perdido.